Ave Fénix

El Ave Fénix

El ave fénix es un ave mítica que renace de sus propias cenizas. El ave fénix es una de las pocas criaturas míticas en el mundo que se ve en casi todas las culturas, desde el Antiguo Egipto hasta China. Aunque existen ligeras variaciones de un mito a otro, la mayoría de sus características permanecen inalteradas. Siempre es retratado como un pájaro que o bien es del color del fuego o bien está hecho de él. La única característica que es la misma para todos ellos es la capacidad de la criatura para resucitar. El ave fénix puede vivir una larga vida, cuánto tiempo varía de una cultura a otra. Cuando el ave muere, se quema en un montón de cenizas y de estas cenizas nace un nuevo ave fénix. El Fénix representa el camino cíclico de la vida y la muerte y como renace de sus propias cenizas, es visto como un símbolo de la reencarnación y la inmortalidad.

El ave Fenix

El primer relato del ave fénix es un ave llamada Bennu que proviene del Antiguo Egipto. El nombre del ave significa «levantarse brillantemente» o «brillar». Algunos creen que una gran parte de la garza fue la inspiración para los Bennu. En un mito, el Bennu surgió del corazón de Osiris, el Dios egipcio de la vida y la muerte. Un mito diferente dice que el Bennu se creó a partir de un árbol sagrado que estaba en llamas. Cuando su ciclo de vida llegaba a su fin, construía un nido de canela que se incendiaba y quemaba junto con el ave. Cuando se redujera a cenizas, surgiría un nuevo ave fénix joven.

En Persia, el ave fénix es conocida como la Huma, que significa ave del paraíso. Es similar al ave fénix egipcio, se consumirá cada pocos cientos de años y se levantará de las cenizas. Se dice que el Huma es un pájaro compasivo cuyo tacto traerá gran fortuna. Se cree que se pasa toda su vida volando, sólo viniendo a la tierra para renacer. Se dice que las grandes bendiciones llegan a cualquiera sobre quien cae la sombra del Huma.

Los griegos adaptaron el Bennu egipcio y le dieron su propio nombre, el fénix, que significa carmesí. Los griegos y los romanos lo imaginaban como un águila o un pavo real. Se dice que sólo puede existir un ave fénix en un momento dado. En la mitología griega, el ave fénix vive en Arabia junto a un pozo. Cada mañana, cuando sale el sol, se baña en el agua fresca y canta una canción que es tan dulce que el dios sol Apolo detiene su carroza para escucharla. Después de 500 años, el ave fénix construirá una pira con maderas de olor dulce y especias para sí mismo. Encenderá la leña y se consumirá junto con el nido. Después de tres días, renacerá de las cenizas.

En China, el ave fénix se llama Feng-huang y es un símbolo de gracia, virtud, prosperidad y poder. Es una representación de la unión del yin y el yang. Es una criatura gentil que cuando aterriza no aplasta nada y cuando tiene hambre, sólo come gotas de rocío. El fénix representaba a la Emperatriz mientras que el dragón representaba al Emperador. Solo a la Emperatriz se le permitió llevar el símbolo del ave fénix. El fénix chino tiene el pico de un gallo, la cara de una golondrina, el cuello de una serpiente, el pecho de un ganso, la espalda de una tortuga, los cuartos traseros de un ciervo y la cola de un pez. A diferencia de otros fénix, el Feng-huang es verdaderamente inmortal, pero sólo aparecerá en tiempos de paz y prosperidad.

Los japoneses también tienen una versión del ave fénix. Se llama Hou-Ou, que significa pájaro inmortal. El Hou es el ave fénix macho y el Ou es la hembra. El Hou-Ou se parece al fénix chino en apariencia. A menudo se representa como un nido en un árbol de paulownia y se cree que sólo aparece en el nacimiento de un gobernante virtuoso. Otras tradiciones dicen que sólo aparecerá en tiempos de paz y prosperidad. El Hou-Ou ha sido adoptado como símbolo de la familia real. Representa el sol, la fidelidad, la obediencia y la justicia.

Información relacionada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Consulta la política cookies.    Ver
Privacidad