Drag贸nes de Komodo

Los dragones de Komodo son los lagartos m谩s grandes y pesados 鈥嬧媎el mundo, y de los pocos con mordedura venenosa. Estos cazadores sigilosos y poderosos conf铆an en su sentido del olfato para detectar alimentos, utilizando sus largas y bifurcadas lenguas para tomar muestras del aire.聽Pueden pasar horas esperando que una comida considerable pasee dentro del alcance antes de lanzar un ataque mortal con sus dientes grandes, curvos y aserrados.

Descripci贸n f铆sica de los Komodo

Los dragones de Komodo son grandes lagartos con largas colas, cuellos fuertes y 谩giles, y miembros robustos. Sus lenguas son amarillas y b铆fidas. Los adultos tienen un color de piedra casi uniforme con escamas grandes y distintivas, mientras que los j贸venes pueden mostrar un color y un patr贸n m谩s vibrante.

Los m煤sculos de las mand铆bulas y la garganta del Komodo le permiten tragar enormes trozos de carne con una rapidez asombrosa. Varias articulaciones m贸viles, como la bisagra intramandibular, abren la mand铆bula inferior de manera inusualmente amplia. El est贸mago se expande f谩cilmente, permitiendo a un adulto consumir hasta el 80 por ciento de su propio peso corporal en una sola comida, lo que probablemente explica algunas afirmaciones exageradas sobre el inmenso peso de los individuos capturados. Cuando se ven amenazados, los Komodos pueden vomitar el contenido de sus est贸magos para disminuir su peso con el fin de huir.

Tama帽o del Komodo

dragones komodo gigantes

De los lagartos de la actualidad, el de Komodo es el de mayor tama帽o del mundo, son gigantes. Estos lagartos salvajes t铆picamente pesan alrededor de 70 kilogramos, pero el mayor esp茅cimen verificado alcanz贸 una longitud de 3,13 metros y pes贸 166 kilogramos. Los machos tienden a ser m谩s grandes y voluminosos que las hembras.

Masa corporal dragones de komodo

El centro Beckman para la Conservaci贸n e Investigaci贸n de Especies en Peligro, realiz贸 un estudio que documenta la variaci贸n en el tama帽o m谩ximo del cuerpo de los dragones de Komodo (Varanus komodoensis) entre las cuatro poblaciones insulares existentes en el Parque Nacional de Komodo. Compara una medida indirecta de la densidad de los ciervos, la principal presa de los grandes dragones, con las diferencias en el tama帽o m谩ximo del cuerpo entre las islas. El 15% de los dragones m谩s grandes de las grandes islas de Komodo y Rinca eran significativamente m谩s largos y pesados que el 15% de los dragones m谩s grandes de las peque帽as islas de Gili Motang y Nusa Kode. Hab铆a una diferencia del 33% en la longitud de la abertura del hocico (SVL) entre los dragones encontrados en Komodo y los encontrados en Gili Motang, con una masa que variaba m谩s del cu谩druple. La densidad de los grupos de Komodos entre las islas vari贸 de 5,86卤0,75 en Gili Motang a 20,73卤1,02 en la isla de Komodo. La masa y el valor m谩ximo de SVL de los dragones se correlacionaron positivamente con este 铆ndice de densidad de ciervos. La baja densidad de presas en las dos islas peque帽as pod铆a limitar el tama帽o del cuerpo mediante restricciones energ茅ticas. En la actualidad no podemos deducir si la variaci贸n del tama帽o corporal insular ha surgido por mecanismos genot铆picos o fenot铆picos.

Veneno de dragones komodo

veneno dragones komodo

Los dragones de Komodo matan a sus presas mediante sus fuertes afilados dientes, sumados a un poderoso veneno, los cient铆ficos lo han confirmado por primera vez en 2019.

El hallazgo disipa la creencia com煤n de que las bacterias t贸xicas en la boca de los Komodos son las responsables de la muerte de las presas de los dragones. Un animal que escapa del ataque inicial de un Komodo pronto se debilita y muere. El feroz carn铆voro rastrea a la criatura herida y cena a su antojo una vez que la presa se derrumba. Los investigadores han pensado durante mucho tiempo que el drag贸n de Komodo, nativo de Indonesia, mata por envenenamiento de la sangre causado por las m煤ltiples cepas de bacterias en la saliva del drag贸n.

Pero 芦todo ese asunto de las bacterias ha sido un cuento de hadas cient铆fico禄, dijo Bryan Fry, un investigador del veneno de la Universidad de Melbourne en Australia. Fry y sus colegas estudiaron la bioqu铆mica del veneno de Komodo despu茅s de haber tenido la rara oportunidad de examinar dos dragones de zool贸gicos que tuvieron que ser sacrificados debido a enfermedades terminales. En el veneno, algunos compuestos que reducen la presi贸n sangu铆nea son tan potentes como los que se encuentran en la serpiente m谩s venenosa del mundo, la Taipan interior de Australia occidental.

El ataque doble del Komodo

Mientras que sus colegas expresaron sorpresa por los hallazgos, Fry dijo que no estaba tan sorprendido.聽Su investigaci贸n anterior hab铆a demostrado que otras especies de lagartos, como iguanas, lagartos sin patas y lagartos monitores, tambi茅n son venenosos. De hecho, Fry estima que cerca de un centenar de las m谩s de 5.000 especies de lagartos conocidas utilizan veneno.聽Lo que es sorprendente, dijo Fry, es el elaborado sistema de entrega de veneno de los dragones de Komodo.

芦Es el sistema de conductos m谩s complejo descrito en los reptiles hasta la fecha禄, dijo.

Las serpientes suelen tener un solo conducto de veneno que conduce a sus colmillos. Pero los komodos tienen m煤ltiples conductos ubicados entre sus dientes.聽Sin embargo, esto significa que los dragones de Komodo no entregan su veneno tan eficientemente como las serpientes, dijo Fry.聽En lugar de inyectar el veneno directamente a trav茅s de una mordedura fuerte, los dragones utilizan un movimiento especializado de morder y tirar para exudar la toxina en las heridas durante un ataque sostenido y fren茅tico. La combinaci贸n de veneno y m煤ltiples laceraciones de los afilados y dentados dientes de los lagartos es lo que hace a los dragones tan mortales.

驴Donde viven los dragones de komodo?

donde viven dragones komodo

El habitat de los dragones de Komodo es bastante reducido, se limita a unas pocas islas indonesias del grupo de Sunda Menor, incluyendo Rintja, Padar y Flores, y por supuesto a la isla de Komodo, la m谩s grande con alrededor de 35 kil贸metros de largo. No han sido vistos en la isla de Padar desde la d茅cada de 1970. Viven en los bosques de la sabana tropical, pero se extienden ampliamente por las islas, desde la playa hasta la cima de la cresta.

驴Cuando duermen los lagartos?

Tratan de huir del duro calor que hay durante el d铆a, y se refugian cuando cae la noche en cuevas muy ajustadas para ellos.

驴Cuanto vive un lagarto Komodo?

Los dragones de Komodo viven unos 30 a帽os en estado salvaje, pero los cient铆ficos siguen estudiando esto.

驴Qu茅 comen los komodos?

comida dragon komodo

Los dragones de Komodo comen casi cualquier tipo de carne, buscando cad谩veres o acechando animales que van desde peque帽os roedores hasta grandes b煤falos de agua. Las cr铆as se alimentan principalmente de peque帽os lagartos e insectos, as铆 como de serpientes y aves. Si viven hasta los 5 a帽os de edad, pasan a presas m谩s grandes, como roedores, monos, cabras, jabal铆es y ciervos (la comida m谩s popular). Estos reptiles son aut茅nticos depredadores terciarios, y se sit煤an en la cima de su cadena alimenticia, ademas de ser can铆bales.

Aunque el drag贸n de Komodo puede alcanzar brevemente velocidades de 10 a 13 mph (16 a 20 kph), su estrategia de caza se basa en el sigilo y la potencia. Puede pasar horas en un lugar a lo largo de un sendero de caza 鈥 esperando que un ciervo u otra presa de tama帽o y nutrientes se cruce en su camino 鈥 antes de lanzar un ataque.

La mayor铆a de los intentos del monitor para derribar a la presa no tienen 茅xito. Sin embargo, si es capaz de morder a su presa, las bacterias y el veneno en su saliva matar谩n a la presa en unos pocos d铆as. Despu茅s de que el animal muere, lo que puede tomar hasta cuatro d铆as, el Komodo utiliza su poderoso sentido del olfato para localizar el cuerpo. La muerte es a menudo compartida entre muchos dragones de Komodo.

Los monitores pueden ver objetos tan lejos como a 300 metros, as铆 que la visi贸n juega un papel en la caza, especialmente porque sus ojos son mejores para captar el movimiento que para discernir objetos fijos. Sus retinas s贸lo poseen conos, por lo que pueden ser capaces de distinguir el color, pero tienen una visi贸n pobre con luz tenue. Tienen un rango de audici贸n mucho m谩s peque帽o que los humanos y, como resultado, no pueden o铆r sonidos como voces de tono bajo o gritos de tono alto.

El sentido del olfato del drag贸n de Komodo es su principal detector de alimentos. Utiliza su larga lengua amarilla y b铆fida para tomar muestras de aire. Luego mueve la punta b铆fida de su lengua al paladar, donde hace contacto con los 贸rganos de Jacobson. Estos analizadores qu铆micos 芦huelen禄 la presa, como un ciervo, reconociendo las mol茅culas transportadas por el aire. Si la concentraci贸n de mol茅culas presentes en la punta izquierda de la lengua es mayor que la muestra de la derecha, el drag贸n de Komodo sabe que el ciervo se acerca por la izquierda.

Este sistema, junto con un paseo ondulatorio, en el que la cabeza se balancea de un lado a otro, ayuda al drag贸n a percibir la existencia y direcci贸n de la comida. A veces, estos reptiles pueden oler la carro帽a, o la carne podrida, hasta a 4 kil贸metros de distancia.

Los grandes dientes curvos y dentados de este lagarto son su arma m谩s mort铆fera, desgarrando la carne con eficiencia. Los dientes aserrados contienen trozos de carne de su comida m谩s reciente, y este residuo rico en prote铆nas soporta un gran n煤mero de bacterias. Se han encontrado en la saliva unas 50 cepas bacterianas diferentes, de las cuales al menos siete son altamente s茅pticas. Los investigadores tambi茅n han documentado una gl谩ndula del veneno en la mand铆bula inferior del drag贸n. Adem谩s de las bacterias da帽inas, el veneno evita que la sangre se coagule, lo que causa una p茅rdida masiva de sangre e induce un shock.

La mordedura de Komodo puede ser mortal, pero no para otro drag贸n de Komodo. Ellos parecen no estar afectados por sus propias bacterias y veneno en las peleas que tienen entre ellos. Los cient铆ficos est谩n buscando anticuerpos en la sangre del drag贸n de Komodo que puedan responder.

La garganta y los m煤sculos del cuello del lagarto le permiten tragar r谩pidamente enormes trozos de carne. Varias articulaciones m贸viles, como la bisagra intramandibular, abren su mand铆bula inferior inusualmente amplia. El est贸mago del drag贸n es capaz de agrandrse con facilidad, con lo que un adulto puede llegar a comer hasta el 80% de su masa corporal de una vez. Cuando se ven amenazados, los dragones de Komodo pueden vomitar el contenido de sus est贸magos para disminuir su peso y as铆 poder huir.

Los dragones de Komodo son comedores eficientes, dejando atr谩s s贸lo alrededor del 12 por ciento de su presa. Se alimentan de huesos, pezu帽as y secciones de piel, as铆 como de intestinos (despu茅s de balancearlos para desalojar su contenido).

En el Zool贸gico Nacional del Smithsonian, el drag贸n de Komodo come roedores, pollos y conejos. Ocasionalmente, consume pescado y carne de res.

Estructura social komodos

Debido a que los grandes Komodos canibalizan a los j贸venes, 茅stos suelen revolcarse en la materia fecal, asumiendo as铆 un olor que los grandes dragones est谩n programados para evitar. Los m谩s j贸venes llevan a cabo a rituales de apaciguamiento, estando los m谩s peque帽os haciendo c铆rculos para comer en un curioso ritual. Su cola est谩 pegada hacia afuera y lanzan su cuerpo de un lado a otro con convulsiones exageradas.

Reproducci贸n y crecimiento

Los machos dominantes compiten por las hembras en un combate ritual. Usando sus colas como apoyo, luchan en posturas verticales, agarr谩ndose con sus patas delanteras mientras intentan tirar al oponente al suelo. A menudo se saca sangre, y el perdedor huye o se queda propenso e inm贸vil.

Las hembras ponen unos 30 huevos en depresiones cavadas en las laderas de las colinas o dentro de los nidos robados de los meg谩podos 鈥 grandes aves parecidas a las gallinas que hacen nidos de tierra amontonada mezclada con ramitas que pueden llegar a tener hasta 3 pies (1 metro) de altura y 10 pies (3 metros) de ancho.

Pueden producirse retrasos en la puesta de huevos, lo que podr铆a ayudar a la nidada a evitar los brutales meses de calor de la estaci贸n seca. Adem谩s, los huevos no fertilizados pueden tener una segunda oportunidad con el apareamiento posterior. Mientras que los huevos se incuban en el nido durante unos nueve meses, la hembra puede poner en el nido para proteger los huevos. No existe evidencia de cuidado parental para los Komodos reci茅n nacidos.

Las cr铆as pesan menos de 100 gramos y miden un promedio de 40 cent铆metros de largo. Sus primeros a帽os son precarios y a menudo son v铆ctimas de depredadores, incluyendo otros dragones de Komodo. A los 5 a帽os de edad, pesan alrededor de 25 kilogramos (55 libras) y miden un promedio de 2 metros (6,5 pies) de largo. En este momento, comienzan a cazar presas m谩s grandes. Contin煤an creciendo lentamente a lo largo de sus vidas.

Sexo del drag贸n de komodo

Identificar de que sexo es un drag贸n de Komodo es muy dif铆cil para los cient铆ficos, porque casi no hay diferencias obvias para distinguir a los machos de las hembras. Las oportunidades de cortejo surgen cuando los grupos se re煤nen alrededor de la carro帽a para alimentarse, y el apareamiento ocurre entre mayo y agosto. Existe una sutil pista: una ligera diferencia en la disposici贸n de las escamas justo delante de la cloaca. El sexo de estos dragones de Komodo es una inc贸gnita para los investigadores humanos; incluso ellos parecen tener problemas para averiguarlo entre ellos.

Drag贸n de Komodo en peligro de extinci贸n

Aunque han sido cazados (legal e ilegalmente), la disminuci贸n de su poblaci贸n se debe a su limitado alcance. No se han visto dragones de Komodo en la isla de Padar desde el decenio de 1970, como resultado de la amplia caza furtiva de ciervos, la principal fuente de presa del reptil.

El Parque Nacional de Komodo, establecido en 1980, y las estrictas leyes contra la caza furtiva han ayudado a proteger a los dragones, aunque todav铆a se realizan actividades ilegales. Los aldeanos a veces envenenan los cebos de carro帽a para reducir la poblaci贸n, al igual que los ganaderos del oeste americano envenenan los cad谩veres de ovejas para librar la zona de coyotes y leones de monta帽a. El gobierno colonial holand茅s instituy贸 planes de protecci贸n ya en 1915.

Cada a帽o, m谩s de 18.000 personas viajan a Indonesia para visitar los sitios que todav铆a tienen estos animales. El turismo proporciona un incentivo econ贸mico para que la poblaci贸n local apoye la protecci贸n del drag贸n de Komodo. El Zool贸gico Nacional del Smithsonian fue el primer zool贸gico fuera de Indonesia en incubar con 茅xito dragones de Komodo.

Ayudar a esta especie de dragones

Practica el ecoturismo siendo un defensor del medio ambiente cuando est谩s de vacaciones. Durante sus viajes, apoye, visite o sea voluntario en organizaciones que protegen la vida silvestre. Compra de forma inteligente tambi茅n! Evita comprar productos hechos de animales, que podr铆an apoyar la caza furtiva y el comercio ilegal de vida silvestre.
Apoya a organizaciones como el Zool贸gico Nacional y el Instituto de Biolog铆a de la Conservaci贸n del Smithsonian que investigan mejores formas de proteger y cuidar a este animal y a otras especies en peligro de extinci贸n. Considere la posibilidad de donar su tiempo, dinero o bienes.
驴Eres estudiante? 驴Te ha gustado lo que has aprendido sobre este animal? Hazlo el tema de tu pr贸ximo proyecto escolar, o crea un club de conservaci贸n en tu escuela. Aprender谩s a煤n m谩s y compartir谩s la importancia de salvar las especies con tus compa帽eros y profesores tambi茅n.

Ataques de dragones de komodo

peleas dragones komodo

El Sr. Safina, un gu铆a local que trabaja en el Parque Nacional de Komodo, se deleit贸 especialmente al describir la forma en que las fuertes mand铆bulas de un drag贸n de Komodo pueden partir en dos la pierna de un hombre. Hab铆a vivido toda su vida en Rinca 鈥 una mota de tierra de la isla indonesia de Flores, y uno de los cinco lugares donde residen los dragones de Komodo 鈥 y estaba acostumbrado a las diversas historias de horror que surg铆an de vez en cuando despu茅s de que un turista se saliera del camino o un ni帽o fuera emboscado mientras jugaba en el monte. Parado frente a una l铆nea de montaje de cr谩neos de b煤falos de agua, ciervos y caballos salvajes 鈥 dragon chow 鈥 el Sr. Safina ri贸 mientras hac铆a un gesto hacia una fila de peque帽as cruces de madera atascadas en el lodo cercano. En cada palo, una fecha y el nombre de un extranjero estaban garabateados en pintura blanca. 芦隆Esas son tumbas de turistas!禄 El Sr. Safina brome贸. 芦No, la verdad es que son marcas de manglares cachorro que los turistas comprar para repoblar el bosque. Bueno, 驴preparado para observar a los dragones?禄

Como tantos otros turistas, para m铆, un viaje a Indonesia no estaba completo sin un desv铆o para ver al lagarto m谩s grande del mundo en su h谩bitat natural. (Lea el despacho de Brendan Borell de su viaje a la isla de Komodo, como aparece en nuestro n煤mero especial de 芦Evotourism禄 de la revista Smithsonian). En los 煤ltimos a帽os, los visitantes han inundado cada vez m谩s este rinc贸n de Indonesia, atra铆dos por la emoci贸n de rozar algo salvaje y peligroso. Los dragones no deben tomarse a la ligera: los lagartos macho pueden crecer hasta 3 metros de largo, pesar 45 kilos y comer hasta el 80 por ciento de su peso corporal de una sola vez. Aunque los ataques son excepcionalmente raros, ocurren de vez en cuando, sobre todo cuando un guarda del parque deja de concentrarse por un momento, o un aldeano tiene un d铆a particularmente desafortunado.

He aqu铆 algunos de los ataques m谩s infames, descritos por el Sr. Safina y corroborados por los informes de los medios de comunicaci贸n:

Una tr谩gica cita de juego

En 2007, un drag贸n mat贸 a un ni帽o de 8 a帽os de edad en la isla de Komodo, lo que supuso el primer ataque mortal a un humano en 33 a帽os, inform贸 el Guardian. El ataque tuvo lugar en la estaci贸n seca de marzo, por lo que los guardas forestales especulan que el lagarto asesino puede haber estado particularmente hambriento dado que los abrevaderos -y las presas que se re煤nen all铆- se hab铆an secado. El drag贸n se lanz贸 cuando el chico fue detr谩s de un arbusto a usar el ba帽o, escribe MSNBC.

El trabajador comenta que sus amigos, que jugaban juntos en un lugar cercano a su pueblo, fuero a pedir ayuda r谩pidamente a los padres. Seg煤n el Guardian, el t铆o del chico vino corriendo y le tir贸 piedras al lagarto hasta que 茅ste liber贸 a su sobrino. Mientras el Guardi谩n escribe que el ni帽o muri贸 por una hemorragia masiva en el torso, el Sr. Safina recuerda que el ni帽o fue mordido por la mitad.

En vista de lo sucedido, los guardianes del parque hicieron varias cacer铆as por toda la isla para cazar a este lagarto come hombres, pero no se sabe a ciencia cierta si el proyecto fue satisfactorio o no.

N谩ufragos con dragones

En 2008, un grupo de buzos se vio arrastrado desde las aguas cercanas a su barco por la infame y fuerte corriente de la regi贸n de Flores. Despu茅s de pasar 10 horas girando en la marea, alrededor de la medianoche el grupo lleg贸 a la playa de lo que parec铆a ser una isla desierta, aproximadamente a 25 millas de donde hab铆a comenzado su calvario. Sus problemas, sin embargo, estaban lejos de haber terminado. Hab铆an encontrado el camino a la Isla Rinca, donde se estima que viven unos 1.300 dragones.

Los ataques comenzaron casi inmediatamente, seg煤n informa el Telegraph. Un lagarto implacable se acerc贸 repetidamente a una mujer sueca, que lo golpe贸 con su cintur贸n de pesas de buceo. Masticaba el cintur贸n de plomo mientras que otros buzos le tiraban piedras a la cabeza, dijo, mientras miraba sus pies descalzos.

Durante dos d铆as y dos noches, los traumatizados buceadores se enfrentaron a los dragones y al calor tropical, sobreviviendo gracias a los mariscos que sacaban de las rocas y com铆an crudos. Finalmente, un equipo de rescate indonesio vio los flotadores naranjas de emergencia del buceador extendidos en las rocas. Aunque en estado de shock, el grupo se rehidrat贸 en el hospital local de la Isla de Flores y celebr贸 su supervivencia en el Bar Para铆so del pueblo.

Muerte en el jard铆n

En 2009, Muhamad Anwar, de 31 a帽os de edad, se propuso recoger manzanas de az煤car de un huerto en la isla de Komodo. Un paso en falso que le hizo caer del 谩rbol result贸 ser su perdici贸n. Dos dragones de Komodo esperaban abajo, y saltaron sobre Anwar. Sus vecinos oyeron la conmoci贸n y corrieron a rescatarlo minutos despu茅s. Sin embargo, cuando llegaron, Anwar ya hab铆a sufrido heridas mortales y sangraba por las mordeduras en sus manos, cuerpo, piernas y cuello, seg煤n informa el Guardi谩n. Anwar muri贸 poco despu茅s del ataque, en una cl铆nica de la isla de Flores.

Otros relatos, sin embargo, refutan algunos de estos detalles. CNN escribe que Anwar 鈥 un pescador 鈥 estaba en realidad entrando en la isla, y estaba en un 谩rea prohibida para que la gente entrara. Este relato tambi茅n informa que Anwar se desangr贸 de camino al hospital, y fue declarado muerto a su llegada. Incluso si la CNN ten铆a raz贸n y Anwar era culpable, sin embargo, la muerte por drag贸n parece un castigo demasiado fuerte por comer un poco de fruta prohibida del jard铆n de Komodo.

Drag贸n bajo el escritorio

En 2009, Maen, un compa帽ero gu铆a como el Sr. Safina, se dirigi贸 a la oficina de personal como lo har铆a cualquier otra ma帽ana. Como todos los dem谩s edificios de la isla de Rinca, la unidad de Maen se sentaba sobre zancos, y los dragones hambrientos a menudo se reun铆an abajo para esperar los ocasionales restos de comida. Esta ma帽ana, sin embargo, Maen sinti贸 que no estaba solo. Acomod谩ndose en su escritorio, mir贸 hacia abajo. A sus pies arenosos yac铆a un drag贸n, que lo miraba de nuevo.

Result贸 que uno de los limpiadores hab铆a dejado la puerta de la oficina abierta la noche anterior y el hambriento depredador se hab铆a colado, probablemente en busca de comida. Con el coraz贸n palpitante, Maen intent贸 retirar lentamente su pierna de las inmediaciones del drag贸n. Pero se movi贸 demasiado r谩pido, haciendo que el carn铆voro sensible al movimiento se lanzara. El drag贸n mastic贸 la pierna de Maen, apretando su mand铆bula. Maen pate贸 el cuello del drag贸n, luego agarr贸 sus mand铆bulas con sus manos y le abri贸 la boca, reban谩ndole el brazo en el proceso.

Aunque Maen grit贸 pidiendo ayuda, la mayor铆a de los guardabosques estaban en la cafeter铆a y no pod铆an o铆r sus gritos. S贸lo uno capt贸 el ruido y vino a investigar.

芦Grit茅 y 茅l vino a ayudarme, pero no le gust贸 subir porque el drag贸n todav铆a se mov铆a禄, explic贸 Maen al escritor de viajes Michael Turtle, de Time Travel Turtle. 芦Fue cuando vio sangre en el suelo y r谩pidamente ech贸 a todo el mundo de la cocina. Toda la gente viene corriendo aqu铆, pero otros dragones tambi茅n los siguen禄.

Los dragones, que pueden oler la sangre y el olor de la muerte desde casi 6 millas de distancia, siguieron a la multitud. Algunos guardabosques se defendieron del frenes铆 alimentario, mientras que otros dos entraron en la oficina de Maen para ayudar a su colega a luchar libre de su atacante. Maniobrando a su amigo herido a trav茅s de la manada de dragones que esperaba afuera, lograron llevarlo al muelle de la isla, donde lo llevaron r谩pidamente al hospital de la isla de Flores. Sin embargo, las heridas eran demasiado para el peque帽o centro m茅dico y Maen termin贸 siendo llevado a Bali para recibir seis horas de tratamiento de emergencia y 55 puntos de sutura, seg煤n informa MSNBC. En total, le llev贸 seis meses recuperarse de su roce con el drag贸n.

A pesar del encuentro, Maen volvi贸 a trabajar, aunque ahora s贸lo se queda en casa, as铆 que no tiene que tratar directamente con los animales. 芦El drag贸n, no puedo recordar cu谩l, sigue vivo禄, le dijo a Turtle. 芦Pero creo que ahora ser谩 m谩s grande. Si hubiera tenido un cuello m谩s grande entonces, no podr铆a haberlo mantenido abierto.禄

El horror en Hollywood

Los ataques de los dragones tambi茅n pueden ocurrir fuera del Parque Nacional de Komodo. M谩s de 50 zool贸gicos en todo el mundo mantienen a los animales como atracciones. En 2001, Phil Bronstein, un periodista de investigaci贸n anteriormente casado con la actriz Sharon Stone, sufri贸 un desafortunado encuentro con un drag贸n de Komodo en el Zool贸gico de Los 脕ngeles. Stone hab铆a organizado una visita privada al corral de dragones del zool贸gico como regalo para su marido, quien, seg煤n una entrevista de la revista Time con Stone, siempre hab铆a querido ver de cerca a un drag贸n de Komodo. Stone describi贸 el incidente:

Phil no sab铆a a d贸nde 铆bamos o por qu茅 铆bamos all铆. Fue una completa sorpresa. As铆 que llegamos a la vuelta de la esquina y 茅l dijo: 芦Oh, Dios m铆o, esto es tan fabuloso, siempre he querido verlo禄. Y el cuidador del zool贸gico dijo: 芦驴Te gustar铆a entrar en la jaula? Es muy amable. Todo el mundo entra ah铆. Los ni帽os lo acarician. Est谩 bien禄.

Bronstein acept贸 la invitaci贸n y se meti贸 en la jaula del drag贸n con el cuidador del zool贸gico. El lagarto comenz贸 a lamer los zapatos blancos de Bronstein, lo que el cuidador pens贸 que deb铆a recordarle al animal sus comidas de rata blanca. Siguiendo el consejo del cuidador, Bronstein se quit贸 los zapatos y los calcetines para evitar tentar al lagarto. Luego, al moverse a una mejor posici贸n para tomar una foto con el animal, se lanz贸.

As铆 que hubo ese horrible momento en el que los tres鈥 Es una ruptura tan grande en la realidad, es tan inconcebible que ocurra, pero est谩 ese momento de quietud en el que te quedas mirando incr茅dulo. Entonces Phil grit贸 y escuchamos este sonido crujiente.

Bronstein se las arregl贸 para sujetar la cabeza del lagarto con su otra pata, pero el animal comenz贸 a moverse hacia adelante y hacia atr谩s en un intento de atacar y comerse a su presa. Los ni帽os se reunieron alrededor de la pared de cristal de la jaula, record贸 Stone, disfrutando del espect谩culo.

Bronstein consigui贸 abrir la mand铆bula del drag贸n y lanzarla desde su pie, y luego se arrastr贸 fuera de la jaula cuando el lagarto se le acerc贸 por detr谩s. La mitad superior de la pata de Bronstein hab铆a desaparecido, dijo Stone, y estaba cubierta de ara帽azos por las embestidas del animal en su espalda. Bronstein sobrevivi贸 al incidente y no present贸 cargos, aunque Stone se quej贸 de que el zool贸gico supuestamente sigui贸 permitiendo encuentros cercanos con animales peligrosos despu茅s del incidente.

 

Informaci贸n relacionada

Deja un comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada.

Consulta la pol铆tica cookies.    Ver
Privacidad