Dragones mitología nórdica

Dragones en mitología nórdica

Dragones nórdicos

Los dragones nórdicos están recogidos en la mitología de los pueblos vikingos, es decir, los de Escandinavia y el norte de Alemania. Los dragones son un elemento importante de la mitología nórdica y están presentes en muchos mitos, leyendas e historias. Se representan como criaturas malvadas, representan el mal y a menudo se asocian con Ragnarǫk, el crepúsculo de los dioses, o la batalla final entre las fuerzas del bien y el orden y las del mal y el caos que llevará a la destrucción del mundo y su regeneración.

Según la mitología escandinava, los dragones son capaces de hablar en todos los idiomas, y utilizan esta habilidad para mentir y engañar. Además, su sangre tiene propiedades mágicas, como hacerlos invulnerables.Los Drakkar (barcos vikingos) estaban decorados en la proa con una cabeza de dragón para asustar a los enemigos. Mencionarse que los barcos más ricos y reputados estaban decorados con cabezas de dragón en la proa y la popa, como un signo de fuerza, poder y valentía. Además, los nórdicos (y también los anglosajones ) a veces ondeaban banderas de draco en el campo de batalla para intimidar a sus enemigos. Por lo tanto, el dragón fue definitivamente un símbolo importante que definió la Era Vikinga .

Así es que los dragones fueron mencionados y representados en varias leyendas, sagas , crónicas y poemas escandinavos durante la Alta Edad Media, tanto en Islandia como en Dinamarca. Tales obras literarias prominentes del período en cuestión que detallan el papel atribuido a los dragones en la mitología nórdica incluyen Völuspá (uno de los primeros y más conocidos poemas escritos en nórdico antiguo), el ciclo de Völsung (una serie de leyendas nórdicas de renombre registradas bajo forma literaria en la Islandia medieval y como grabados rupestres en la actualidad en Noruega, Suecia e Inglaterra) o Gesta Danorum (una crónica del siglo XII escrita por Saxo Grammaticus que narra la historia de los daneses).

 

Vídeo dragones nórdicos

👉 Figuras dragones nórdicos

Tipos de dragones en los mitos escandinavos

Hay cuatro tipos principales de dragones en la mitología nórdica: el puk, el gusano negro, el firedrake y el lindworm.

No se sabe mucho del tipo puk: es un dragón doméstico, pequeño y de cuatro patas, a veces descrito como alado. Se cree que trae buena suerte a la familia en la que se aloja: es benevolente con sus huéspedes y a menudo lleva objetos robados al cabeza de familia. Esta criatura aparece en particular en las leyendas de Estonia, Lituania, Letonia y Alemania.

 

El dragón gusano negro está presente en una leyenda germánica: este dragón dormía en espiral alrededor de su tesoro para protegerlo, pero no era lo suficientemente grande para cubrirlo todo. Una noche, un hombre encontró al dragón dormido y comenzó a llenar sus bolsillos de oro, pero, demasiado tacaño para conformarse, también llamó a su esposa para que robara todo lo que pudiera del tesoro. Al hacerlo, despertó al dragón, que rugió, asustando al hombre hasta el punto de soltar todo el oro que se había llevado y obligándolo a huir; entonces el dragón y su tesoro se derrumbaron en el suelo y nunca más se volvieron a ver.

Los Firedrakes son dragones alados que escupen fuego; normalmente viven en las profundidades de las cuevas, donde guardan su tesoro. Este tipo de dragón es el que Beowulf enfrentó en su batalla final, e incluso J.R.R. Tolkien se inspira en esta tradición al crear Smaug, el malvado usurpador de la morada de los enanos en el libro de El Hobbit.

Las lombrices (o lombrices) se describen a menudo como serpientes monstruosas con garras y a veces incluso alas. Invaden iglesias y cementerios, desenterrando a los muertos, y son considerados responsables cuando el ganado desaparece. Son criaturas avaras que a menudo guardan tesoros subterráneos, y según algunas leyendas son hombres que se han convertido en monstruos debido a su avaricia.

Dragones nórdicos de los mitos más famosos

Con mucho, los dragones nórdicos más conocidos son Níðhǫggr (o Nidhogg en inglés y noruego moderno), Jǫrmungandr (comúnmente conocido como la serpiente Midgard), Fáfnir (el dragón mítico asesinado por Sigurd) y un cierto dragón asesinado por Frotho I, un legendario Rey de los daneses retratado en Gesta Danorum.

Nidhog

Nidhog (o Niddhogr) fue uno de los más temidos de los primeros dragones nórdicos. Vivía en las raíces de Yggdrasil, el árbol del mundo según la mitología nórdica, y se alimentaba de los cadáveres de los malvados. Cuando se cansó del sabor de la carne humana, empezó a masticar las raíces de Yggdrasil y, como el árbol del mundo era el soporte de la vida misma, Niddhog era considerado la personificación del mal, ya que trataba de destruir la vida. Niddhog y Yggdrasil sobrevivirán a Ragnarǫk y al crepúsculo de los dioses, y este dragón continuará devorando los cuerpos de los muertos después de la regeneración del mundo. Vista la sección de dragones famosos para saber más sobre la historia del Niddhog.

 

Jörmungandr

Jörmungandr (o Miðgarðsormr), también conocido como la Serpiente de Midgard, es el hijo medio de un gigante y Loki, dios del fuego y el caos. Su antitesis está representada por Thor , el dios del trueno y el relampago, protector de la humanidad. La gente lo llamaba la Serpiente de Midgard cuyo cuerpo rodeaba todo el Midgard con su cola en la boca. En realidad, la apariencia de Jormungandr se suponía que era la combinación de dragón y serpiente.Según las leyendas, Odín tomó a Jormungand y lo arrojó al gran océano que rodea a Midgard, nuestro mundo.

Sin embargo, se profetizó que cuando Jormungandr se elevara sobre las olas, comenzarían los oscuros días del Ragnarok. La serpiente era tan codiciosa y comía tanto que creció para rodear toda la Tierra. Y el Ragnarok llegó, cuando alcanzó este tamaño, se vio obligado a mantener su cola entre los dientes y se dice que si alguna vez la suelta, será el fin del mundo. Jormungandr se unió al ejército de su padre y su hermano. Juntos vinieron a Asgard, el hogar de los dioses de Aesir, para matarlos. Cuando se desate la batalla final (Ragnarǫk), Jormungand será enfrentado y asesinado por su rival, el dios relámpago Thor, quien a su vez morirá por el veneno de la serpiente. Jormungandr se encontró con su enemigo mortal, Thor, quien lo mató con el increíble golpe de su martillo, el Mjolnir. Thor, como comentábamos sucumbió al veneno de la serpiente.

Fafnir

Fafnir era un enano, hijo del mago Hreidman y hermano de Otr y Reginn. Se dice que Fáfnir, inicialmente hijo del rey Hreiðmarr (Hreidmar) de los enanos, fue maldecido en algún momento por un anillo mágico creado por un enano mago llamado Andvari que lo convirtió en un dragón. Posteriormente, será asesinado por Sigurd, un legendario héroe nórdico.

Cuando el dios Loki accidentalmente mató a Otr, le dio a su padre el anillo mágico de Andvari como compensación. Los otros dos hijos decidieron entonces matar a su padre para tomar posesión del regalo del dios, pero Fafnir traicionó a su hermano, tomando posesión del anillo. Debido a su avaricia, el enano se transformó en dragón, y con el tiempo acumuló más y más riquezas, llevándolas a una cueva subterránea para protegerlas celosamente. Regin, con la ayuda de su hijo adoptivo Sigurd (más conocido como Sigfrido), decidió matar a su hermano para tomar posesión de su tesoro: gracias a la noble espada Gramr, Sigfrido hirió al dragón hasta la muerte.

El héroe se sumergió en la sangre del dragón, lo que lo hizo invulnerable (excepto en un punto de su espalda, donde había puesto una hoja de tilo), y probó el corazón del dragón, lo que le dio el poder de entender el lenguaje de las aves. Le advirtieron a Sigurd que Regin iba a matarlo también, y escuchando su advertencia el héroe golpeó primero a su compañero, tomando así posesión del tesoro y del anillo mágico, que, sin embargo, no le traerá nada más que desgracia.

Curiosamente, podría haber sido la base del dragón de fantasía Smaug de la primera novela de fantasía de JRR Tolkien ‘El Hobbit’ publicada en 1937, que explica aún más la llamada ‘enfermedad del dragón’ por el oro. De hecho, gran parte de la información sobre los enanos derivada de la mitología nórdica se adaptó al trabajo de Tolkien, particularmente en ‘El Hobbit’, donde algunos enanos presentan muchas características a los nobles que se encuentran en la saga Völsunga. o la prosa Edda de Snorri Sturluson.

Por último, pero no por ello menos importante, de manera similar al caso de Fáfnir y su tesoro de oro, el legendario rey danés Frode I (Frotho I en inglés) se cuenta en la Gesta Danorum de Saxo Grammaticus del siglo XII (literalmente «Los hechos de los daneses») como un viaje en algún momento a una isla donde un dragón vivía en una cueva de una montaña, guardando abundantes riquezas de un inmenso tesoro.

Para defenderse de su veneno, Frotho necesitaba equiparse antes del choque con un escudo especial de cuero de vaca. Al igual que con los enanos, Frotho también podría haber inspirado a Tolkien en la creación del hobbit Frodo (aunque esto podría ser una mera coincidencia con respecto a sus nombres).

 

Información relacionada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Consulta la política cookies.    Ver
Privacidad