Dragon Mulan

Dragones en las películas de Disney

Las numerosas caricaturas de Walt Disney incluyen la presencia ocasional de dragones y, en orden cronológico, todas las películas de animación en las que estas fantásticas criaturas aparecen de diversas formas.

El dragón reacio

El dragón recalcitrante (a veces llamado El dragón reacio) es un cortometraje de 1941, sin duda poco conocido, basado en el cuento del mismo nombre de Kenneth Grahame de 1898 y que forma parte de una película de Disney con el mismo título que describe la realización de películas de animación. El protagonista es un dragón pacifista, que no escupe fuego sino sólo humo y prefiere pasar el tiempo bebiendo té, dedicándose a la poesía y la música. Los aldeanos de la aldea cercana, sin embargo, creen que es una criatura peligrosa y quieren eliminarla. El joven hijo de un pastor y de un viejo caballero y famoso cazador de dragones, sin embargo, lo convencerá para que organice una pelea y se comporte como un verdadero dragón frente a los aldeanos, llegando incluso a escupirle fuego. Al final de la falsa batalla, todos entienden la verdadera naturaleza del dragón y deciden darle la bienvenida a su comunidad.

La Bella Durmiente

La trama del clásico Disney de 1959 es famosa y no vamos a contar la historia de la trágica maldición lanzada por la malvada bruja Maléfica sobre la Princesa Aurora, como se cuenta en el cuento de hadas de Charles Perrault. En el dibujo animado, Malefica, lleno de ira por la huida del príncipe Felipe de sus mazmorras, toma su forma más poderosa: un dragón negro gigante con el vientre morado (de los mismos colores que su ropa), con 4 puntos en el cuello y otros en la espalda y la cola, escupiendo llamas verde-amarillentas. A pesar de sus grandes alas, el dragón nunca vuela, sino que ataca al príncipe con grandes llamas y mordiscos. Después de una larga lucha, apoyado por las tres hadas madrinas, Felipe logra derrotar a Maléfica, atravesándole el corazón con la espada.

Una curiosidad: en realidad, en el cuento de hadas, el príncipe derrota a Maléfica pero no la mata, y no se especifica lo que le sucede a la bruja malvada.

La espada en la piedra

Esta película de animación de 1963 se basa libremente en el famoso ciclo Arturo, y en particular en el primer libro de tetralogía de T. H. White Re para todos los tiempos. Hacia el final de la película, Merlín se enfrenta a la magia del terrible mago mago: las reglas quieren que los dos se conviertan en animales solamente, pero la bruja rompe las reglas y se convierte en un enorme dragón que respira fuego púrpura, con grandes fosas nasales que inflaman humo, pequeñas alas y un pelo grueso. En este punto, para ganar el duelo y hacer que la inteligencia triunfe sobre los músculos, Merlín se convierte en el germen de una enfermedad muy rara (llamada Malignaloptereosis) y Magò infectado, que va de morado a verde, se llena de pústulas rojas y finalmente, cuando vuelve a la cama, se ve obligada a acostarse por la fiebre; para curarse debe hacer lo que más odia: exponerse a la luz del sol.

Elliot el dragón invisible (Pete’s Dragon)

Elliott el dragón invisible es una película de medios mixtos de Disney de 1977: la única parte en forma de caricatura es la figura del dragón.

Elliott es un gran dragón que escupe fuego verde, con escamas, pequeñas alas y un mechón de pelo rosa y una cola que puede usar como mano para agarrar cosas; no sabe hablar pero se comunica con murmullos y versos que el protagonista Pedro sabe entender, tiene una actitud similar a la de un perro y una habilidad especial: hacerse invisible. Es el mejor amigo del joven Peter, un huérfano que huye de la terrible familia de la que fue adoptado y que encuentra refugio en la ciudad costera de Passamaquody. Inmediatamente el niño no es bien recibido porque el dragón, invisible, causa muchos problemas y todas las faltas son soportadas por Pedro, pero es hospedado por Nora, hija del farero Lámpara. Una noche, borracho, Lampada revela al médico la existencia de Elliot y la historia de Peter, y Terminus, en vista de los mayores ingresos y aspirando a los poderes curativos de los dragones, decide devolver al niño a sus padres adoptivos y tomar posesión de Elliott. El dragón, sin embargo, se opone a la captura, expulsa al médico impostor y se convierte en un héroe cuando, encendiendo la linterna rota del faro, rescata un barco de un naufragio en las rocas. En este punto, Pedro es aceptado por la comunidad y, finalmente, sereno, puede quedarse a vivir en el faro con Nora y Lamp, aquí termina la tarea de Elliott, que debe ir a ayudar a otro niño necesitado y con mucha tristeza dice adiós a Pedro y a su nueva familia.

Hércules

La película de animación de 1997 se basa en el mito griego de Heracles (aquí llamado por el nombre latino de Hércules) y sus legendarias aventuras. Entre los diversos monstruos que el pérfido dios Hades envía contra el héroe para destruirlo, no puede faltar una de las criaturas más famosas a las que se enfrentó: la Hidra de Lerna, el dragón mitológico multicabezas, que se regenera y multiplica cada vez que se corta. El choque es muy duro, pero finalmente Hércules logra derrotar al monstruo derribando sobre él un montón de rocas que lo aplastan. De hecho, según el mito griego, Hércules había derrotado a la Hidra con la ayuda de su sobrino Iolaus, quien pasaba una antorcha encendida en el cuello del monstruo cada vez que el héroe le cortaba la cabeza, impidiendo así que otros crecieran.

Mulan

El clásico de Disney de 1998, Mulan, tiene entre sus protagonistas a uno de los dragones más ingeniosos que ha aparecido en la gran pantalla: el «poderoso, muy bonito e indestructible Mushu».La figura de Mushu sigue el ejemplo del dragón chino tradicional, que tiene características diferentes a la occidental: no tiene alas porque puede volar incluso sin ellas, es muy longevo (casi inmortal), su elemento es el fuego (aunque apenas puede hacer unas pocas llamas) y es una criatura benévola, aunque -a diferencia de los propios dragones chinos- es muy pequeña y le dice a Mulan que esté «en formato de viaje para su conveniencia». A menudo los dragones chinos son venerados como dioses, y como tales pueden ser protectores y guardianes de las familias: también lo era Mushu, pero por varios errores fue degradado al papel de jugador de gong con la tarea de despertar a los ancestros y guardianes de los dragones de la familia Fa de su sueño de piedra. Cuando Mulan huye de casa vestido de soldado para participar en la guerra contra los invasores hunos en lugar de su padre, Mushu, que debería despertar al Gran Dragón de Piedra para protegerla, ve la oportunidad de redimirse y se pone en camino en busca de la niña junto a Cri-Kee, que dice ser un grillo de la buena suerte.El pequeño dragón hace todo lo posible para ayudar y apoyar a Mulan, y durante el ataque final de los hunos a la capital del imperio chino también será gracias a la ayuda del dragón que la niña logrará derrotar a Atila y salvar al emperador y a China.Para la realización, Mushu será reintegrado en su puesto de guardián de la familia Fa.

Información relacionada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Consulta la política cookies.    Ver
Privacidad