Yorimasa mató al dragón

Yorimasa el Cazador de Dragones

Una leyenda japonesa de valentía y valor, érase una vez, cierto emperador se enfermó gravemente. No podía dormir por la noche debido a un ruido terrible. Tan pronto como el sol se puso, una nube oscura y negra entró desde el este, y se asentó en el techo del palacio. Se descubrió que no se trataba de una nube, sino de un monstruo con enormes garras.

Noche tras noche, vino este terrible dragón, y noche tras noche, la salud del emperador empeoró. Se hizo evidente que a menos que se pudiera hacer algo para destruir a este monstruo, el emperador ciertamente moriría.

El único caballero lo suficientemente valiente para enfrentarse a este monstruo se llamaba Yorimasa. Se puso su armadura, sobre la cual llevaba un traje de caza, y una gorra ceremonial en lugar de su casco habitual. Cogió su mejor arco y flechas con puntas de acero para luchar contra la criatura.

Yorimasa mató al dragón, que era del tamaño de un caballo, con cabeza de mono, cuerpo de tigre y garras, cola de serpiente, alas de pájaro y escamas de dragón.

Desde el momento en que la criatura murió, la salud del emperador mejoró rápidamente. El emperador guardaba las escamas del dragón en su casa del tesoro, y le dio a Yorimasa una espada llamada «el Rey de los Leones», o Shishiwo. Más tarde, Yorimasa se casó con la señora Ayame, la más bella dama de honor de la corte imperial.

Información relacionada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Consulta la política cookies.    Ver
Privacidad